ESCUCHAR EN VIVO 

(Texto y video de la columna de Luis Majul el 27 de octubre de 2021 en LN+) Tengo tres preguntas para esta apertura. Una corresponde al pasado, pero sirve para comprender el presente.

¿Quién era de verdad Kirchner?

Enseguida vamos a abrir la mesa para tratar de responder.

Las otras dos son preguntas que surgen de una entrevista que le hicimos esta mañana, en la radio, al economista Daniel Artana.

Una: ¿a quién le va a explotar la bomba que está armando este gobierno de locos?

La otra: ¿y cómo va a explotar?

Porque es la primera vez que la bomba no le va a explotar al gobierno que viene, sino al mismo que la está activando.

De eso vamos a hablar con datos, enseguida.

La última vez que se activó una bomba, fue la de Cristina a Macri.

Le terminó explotando en 2018, con una devaluación machaza y una sorpresiva derrota electoral.

Pero ahora, en vez de concentrarse en evitar la explosión, este gobierno estás más preocupado en homenajear a un expresidente muerto que a mirar el futuro.

Y sobre la viuda del ex presidente, ni hablar.

Está más preocupada en su propia cuenta bancaria que en el futuro del “pueblo”.

En efecto:

Con la decisión de la Anses de ayer, se terminó de asegurar, el cobro de dos jubilaciones de pivilegio,

14.385 dólares por mes
615.000 dólares a manera de indemnización retroactiva.

¿sabés cuántos dólares cobran los jubilados de la mínima?

132 dólares.

Néstor murió hace 11 años el día del último censo, pero hace por lo menos 20 años que no se hace un censo como la gente.

Eso solo habla de la decadencia argentina.

También habla de la decadencia argentina la pelea berreta entre Anibal Fernandez y Sergio Berni.

Tienen un pequeño problemita.

Ambos son ministros de seguridad. Uno de la nación y otro de la provincia.

Deberían estar coordinando el laburo para evitar las decenas de homicidios por intento de robo que se producen en la provincia y el resto de la argentina.

Pero siguen en su pelea de adolescentes.

Entre los dibujitos y las amenazas de guapos y ególatras.

Pero ¿qué diría Nestor Kirchner si viviera?

¿Qué le diría a Cristina? ¿Qué le diría a Alberto?

El Kirchner lúcido, pragmático e inteligente, el que gobernó bien entre 2003 y 2005, les diría.

Frenemos, y arranquemos para otro lado.

Porque estamos por chocar.

O le susurraría a su mujer:

Rajemos cuanto antes de este gobierno, porque nos estamos hundiendo con él.

El problema es que Nestor ya no está, que Alberto hace tiempo que está perdido, y que a Cristina se le acabaron trucos, y ya la vemos venir, con un dólar que está a punto de pasar la barrera simbólica de los 200 pesos.