ESCUCHAR EN VIVO 

El nuevo jefe de gabinete, Juan Manzur, quiere que se sepa que él es quien manda. Se lo dejó en claro a Carla Vizotti cuando la ministra amagó con consultar antes al comité de infectólogos para determinar las aperturas de las restricciones por el COVID. Y también el ministro de Economía, Martín Guzmán, a quien le pidió que sea generoso y rápido en “el uso de la billetera”. Sin embargo, su impronta y su conducta preocupan y mucho a los habitantes del Instituto Patria, quienes se quejan por el avance de “la derecha peronista” por sobre las ideas progresistas que ellos dice encarnar. Me lo dijo, en la puerta de la entrada de la productora desde donde hacemos La Nación + Julio Bárbaro.

“La incorporación de Manzur es un dato positivo. Antes estábamos abrazados a los delirantes del Grupo de Puebla. Por lo menos ahora vamos a tener un vínculo normal con Estados Unidos e Israel. Y eso, aunque parezca mentira, es mucho”. A Cristina Fernádez y su hijo Máximo Kirchner, les pasa con Alberto Fernández, con Axel Kicillof, con Manzur y con Martín Guzmán siempre lo mismo. Dicen que los quieren ayudar pero tarde o temprano, terminan condicionándolos o atacándolos. Un gobernador peronista que trata de salvar la ropa después de la última derrota y que prefiere dejar su nombre en reserva admitió que el Frente de Todos ya se rompió, y lo que competirá el 14 de noviembre serán los pedazos de una coalición que voló por los aires días después de la histórica derrota de septiembre. “El objetivo de mínima es dar vuelta el resultado en Chubut, Santa Fe, La Pampa y San Luis, para no perder el quorom propio en el Senado, y el de máxima es ganar, aunque sea por un voto”. El presidente y la vice casi no se hablan, más allá de lo formal. Los candidatos Victoria Tolosa Paz y Daniel Gollán fueron pasados a cuarteles de inviernos, bajo la recomendación de que piensen dos y hasta tres veces lo que van a decir antes de ponerse a hablar. Esta semana Guzmán será fuertemente presionado para modificar el presupuesto y hacerlo menos restrictivo y más distributivo. Entre los funcionarios de su gabinete admiten la posibilidad de que, al final, decida irse, después de un sostenido hostigamiento. Habrá más informaciones para este boletín.

Columna de Luis Majul en Radio Rivadavia